Grandes truchas: ¡hay que entenderlas para pescarlas mejor!

fario

Atrapar grandes peces no se aprende en poco tiempo sino tras una larga dedicación a lo largo de temporadas y horas buscando este grial difícil de conseguir. Muchos de los arroyos  aún pueden ofrecernos esta felicidad, pero para esto, debemos mostrar interés y motivación constante. ¡Mejor olvidarse de contar las horas pasadas en el agua fría, y las esperanzas decepcionadas, aquellas se olvidan rápidamente cuando vemos en el fondo de la red ese espécimen soñado tanto tiempo! Para lograrlo, debemos aceptar ignorar pesquerías productivas, los numerosos peces cebándose... ¡la aventura a menudo será  ingrata y difícil!

Texte

Tratar de atrapar una trucha grande puede ser un viaje de iniciación, ya que las pruebas a que te enfrentarás serán difíciles pero siempre gratificantes. La rareza del pez codiciado a menudo hace que esta pesca sea solitaria y solo los más iniciados pueden compartir estos momentos especiales con un compañero de gran confianza. Al igual de todo lo que es poco común y muy valorado te aconsejo hablar poco sobre los lugares que frecuentas o solo con amigos seleccionados y poco comunicativos. Los peces demasiado solicitados se vuelven enseguida imposibles de coger. ¡Invisibles! ¡Contar con una excelente técnica y un buen control mental es la clave esencial para enfrentarte a una preciosa fario alimentándose frente a ti!

 

Image
grosse truite
Texte

Una mente de acero primero

El aspecto psicológico es una parte importante que el rastreador de "big fish" debe integrar absolutamente en sus destrezas: ¡pasar largas horas sin ver el menor pez requiere una gran voluntad y mucho optimismo! La confrontación entre un pez excepcional y el mosquero que eres, te obliga a transformar el estrés resultante de esta situación en una energía positiva para proponer un gesto adecuado.

Ver las cosas con perspectiva, desdramatizar la situación permite una pesca natural. ¡Este manejo de las emociones es similar al que supone la diferencia entre un deportista de buen nivel y un gran campeón! Aquí convergen deportes de alto nivel y pesca con mosca. Nunca te olvides de que cuanto mayor sea el aumento de tamaño de la trucha, más se hacen escasas, los sujetos más grandes prevalecen en la cima de la pirámide de las edades.

Para alcanzarlo, estos viejos salmónidos  escaparon a múltiples depredaciones y otras aventuras que les permitieron acumular mucha experiencia y así no terminar en un plato.

A lo largo de tu carrera de pescador, tu experiencia de mosquero te permite obtener nuevas destrezas técnicas y establecer metas cada vez más altas. De niño, una trucha de 30 centímetros atrapada en una corriente de "escuela" nos hacía alcanzar la excelencia. Temporada tras temporada, el tamaño de las truchas que soñamos se hace más grande y los niveles que queremos superar son cada vez más complejos.

Los más impacientes y adinerados suelen marcharse lejos, hacia paraísos donde las grandes farios son numerosas. Personalmente, creo que es mejor entrenarse aquí antes de partir, porque conozco a muchas personas que perdieron las ganas y la pasión al regresar de aquellos viajes. ¡No hay nada más gratificante que sacar una bonita pieza en un recorrido público francés cuando tus amigos han gastado miles de euros para, a veces, no hacerlo mejor! ¡Depende de usted elegir lo que considere  más gratificante!

Image
grosse truite pyrénées
Texte

¡No te equivoques de temporada!

El trucha crece en función de la riqueza del ecosistema en el que evoluciona. Por lo tanto, un pez de 25 cm que prospera en un arroyo diminuto pasará por un monstruo con respecto al biotopo que lo alimenta.

En los arroyos que suelo frecuentar a lo largo de la temporada, calificamos de "pez gordo", a las truchas que superan los 60 centímetros. Hacen falta varias décadas para romper el récord. Por mi parte, mi mayor pieza es de 71 cm (tomada 3 veces). ¡Desde entonces he tomado varias truchas entre 66 y 68 cm que, considerando su peso, eran seguramente más gordas que la de 71cm!

Las truchas anchas, aquellas con la pequeña protuberancia después de la cabeza, son, en mi opinión, las más bonitas, las que nunca me canso de contemplar. Estas truchas que han alcanzado tamaños respetables desarrollan nuestra imaginación. Deben de ser respetadas y soltadas con infinitas precauciones. Devolverlas al río que las vio crecer, es darse la oportunidad de pescarlas de nuevo.

Visceralmente unidos a sus puestos respectivos, estos peces grandes pueden estar  pescados varias veces como he podido notar con mi amigo Michel. Seducimos hasta más de 6 ocasiones, durante 4 años, el mismo fario en su puesto de predilección... nuestras libretas atestiguan de su curva de crecimiento.

Muchos relatos y anécdotas de pesca parecen demostrar que el final de la temporada, y el mes de septiembre en particular, son favorables para frustrar la legendaria desconfianza de estas grandes truchas. Algunos pescadores parecen olvidar que el comienzo de la temporada puede ser excelente cuando las condiciones son óptimas.

La presencia de niveles de agua y de condiciones climáticas favorables para el surgimiento de grandes efímeras no son los únicos factores que influyen en las fases de alimentación de los salmónidos. El metabolismo de estos grandes progenitores aún se ve afectado por el desove que terminó dos meses y medio antes, y se ven obligados a comer para asegurar su supervivencia. Sus flancos escuálidos atestan de la dureza del momento y estos peces a menudo carnívoros no encuentran nada más que unos pocos cyprinids  en estas aguas frías. Para estos salmónidos grandes, es vital recuperar fuerzas, el volumen de la ración diaria de alimentos está relacionado con el tamaño del sujeto.

Esta limitación biológica propia de la primavera obliga a los salmónidos grandes a encontrar alimentos  relativamente escasos y, por lo tanto, a exponerse más que durante el resto de la temporada.

Image
grosse fario pyrénées
Texte

¡Sal del camino trillado!

Muchos ríos grandes son conocidos  por albergar peces grandes, algunas revistas suelen hablar del tema en sus artículos.

En mi humilde opinión, estos famosos cursos de agua están sobrevalorados, ya que hay demasiada gente pescando para poder sacar provecho.

Los viejos peces que los ocupan, tienen la experiencia aumentada por las numerosas trampas que supieron evitar, y se alimentan tranquilamente únicamente cuando las orillas vuelven a la calma. Las múltiples perturbaciones y demandas obligan a estos salmónidos a modificar su comportamiento alimenticio;

 ¡A veces, se muestran solo cuando los mosqueros están en la cama!

Evita los lugares más populares y sobreexplotados, incluso si la densidad de sujetos grandes es importante, tus posibilidades de pescarlos serán mucho más escasas que en las orillas menos visitadas.

Las truchas grandes (y las gordas),  frecuentan más bien los tramos bajos , donde la población de peces está creciendo con la aparición de los primeros cyprinids

En aquellos sitios, que llamamos  "zonas a la sombra", la pendiente más ligera hace los ríos más tranquilos, que ganan entonces en anchura y profundidad. Esta configuración donde alternan pozas profundas y potentes tablas  asegura un medio ambiente de calidad para las grandes farios.

 Los ríos con cal son los más productivos. Ricos de una gran diversidad de insectos, permiten un alto crecimiento de los especímenes que albergan.

Texte

¿A qué puestos?

Las posturas de estos peces pueden tomar la forma de una multitud de configuraciones, pero todos tienen similitudes que solo un ojo experto puede detectar.

Estos peces sedentarios a menudo ocupan posiciones que pueden pasar desapercibidas a primera vista. Suele ser después de capturar accidentalmente a una bonita pieza que uno se da cuenta del potencial de un puesto. Los elementos característicos aparecen solo tras haber cuidadosamente observado la topografía y cada uno de sus detalles.

Lejos de los ojos, estos peces pueden envejecer y crecer tranquilamente y es vital para ellos elegir puestos discretos. Estas guaridas con grandes truchas nunca están lejos de una zona profunda que sirve de refugio cuando surge un peligro; estos peces necesitan espacio. Algunos se alimentan frente a  una piedra cerca de su escondite, otros se desplazan un poco más hacia rio arriba para encontrar su comida.

Dos tipos de comportamiento alimenticio aparecen según los peces  encontrados y la configuración de los puestos:

  • Algunos peces solo esperan que les llegue la comida, servida delicadamente por la corriente  o vena transportadora.
  • Otros siguen rigurosamente un camino bien definido alimentándose.

Uno puede preguntarse sobre este tema, muy a menudo son los peces más grandes los que recorren estos circuitos gastronómicos: ¿oportunismo o necesidad de comida más importante? La pregunta está hecha.

Las venas transportadoras juegan un gran papel.  En el brotar esporádico, algunas cosechan y traen más insectos que otras; A las grandes farios les encantan estos "embudos para moscas”, especialmente si las proteínas aladas les llegan a un puesto donde no están demasiado expuestas. Esas zonas donde la corriente vuelve aguas arriba haciendo un remanso pueden ser zonas excelentes.

Image
poste truite
Légende
un corriente de retorno y una piedra : un bueno puesto
Image
isère aval
Texte

Preparación y localización: un requisito previo para el éxito

¡Una gran temporada de truchas bonita comienza mucho antes de la apertura y no solo durante el periodo de montaje de las imitaciones, sino ya con los pies en el agua!

Cada invierno, cuando la pesca está cerrada, me gusta ir a las orillas abandonadas por los pescadores para observar el curso de la vida.

En febrero, en las horas más calurosas, cuando aparecen los primeros Baetidos, algunos peces grandes, hambrientos por las condiciones descritas anteriormente, pueden entrar en actividad. Las aguas bajas de invierno debido al frío ofrece condiciones de observación ideales.

En esta época del año, los salmónidos se alimentan sin estrés, se pueden detectar también gracias a la ausencia de hojas en los árboles. Con tus gafas polarizadas y prismáticos, si tienes,  escruta cuidadosamente las orillas del río que podrían hospedar a algún pez. ! Es sin duda el mejor momento para descubrir nuevos compañeros de juegos!

Una vez que has identificado tu presa, toma una foto del sitio. Unos meses más tarde, cuando la vegetación haya crecido será más fácil encontrar el lugar.

Es complejo y ciertamente arriesgado avanzar unas teorías sobre estrategias de pesca para implementarlas y desafiar a estas grandes truchas al comienzo de la temporada, ya que las situaciones ofrecidas pueden variar. Sin embargo, voy a intentar redactar una especie de hoja de ruta:

Texte

La estrategia clásica del mosquero al inicio de la temporada : 

Las efémeras que podrían provocar la actividad de estos peces grandes en marzo y en abril no son muy diversificadas. Podemos destacar dos especies: Rhithrogena Haarupi, la "March Brown" de los anglófonos, y Baetis rhodani, la más famosa de las "olivas". Las abundantes emergencias de los subimagos de estas dos especies durante las horas más calurosas del día suelen provocar la activación de bonitos especímenes. Olvídate de las cabeceras de corriente y otras pequeñas chorreras propias de peces más modestos, y dedicate a  las orillas tranquilas.

Los subimagos de "March Brown" aparecen en los sectores rápidos y, a veces, vuelan antes de alcanzar las tablas donde están ubicados las presas más bonitas. Sus larvas son sensibles a la contaminación, lo cual  limita su presencia a las áreas menos degradadas que a menudo están más arriba. Las emergencias de las March Brown son menos regulares que las de las Baetis y ocurren en un clima menos agitado.

Image
baetis
Texte

Debido a la regularidad de sus eclosiones y su baja sensibilidad a la contaminación, me gustan las "Baetis". En climas lluviosos y fríos, los sectores de aguas abajo ven sus subimagos emerger con abundancia y permanecen a veces hasta el inicio de la noche en la superficie del agua. Las eclosiones ocurren durante un período de tiempo más largo, un factor clave cuando se sabe que los salmónidos grandes son muy lentos para activarse.

El tamaño más pequeño de los subimagos es otro factor que me hace preferir las olivas: las truchas grandes y resabiadas son más comunes de pescar  en  superficie. Su pequeño tamaño y su abundancia aumentan la proporción de insectos nacidos muertos (still born), estos indefensos  de la superficie son consumidos con mayor facilidad y discreción.

Fuera de las horas favorables a las eclosiones, pesco en las partes profundas de las corrientes con ninfas. Exploro con caña alta con dos ninfas bastante pesadas. ¡Esta técnica te permite pescar todo el día y, a veces, clavo  un pez bonito!

La pasión en la búsqueda de truchas grandes ofrece emociones fuertes, independientemente del resultado: Clavadas, roturas o desenganches. ¡Puede llegar a ser tan frustrante que me parece que recuerdo más las que perdí que las que tomé!

Al final, ¡incluso aquellas que escaparon de la lente de mi cámara me trajeron felicidad!

Image
grosse truite